Saltear al contenido principal
11: Vinos Argentinos

11: Vinos Argentinos

Las primeras vides que llegaron a las “Indias Occidentales” vinieron con los supuestos “colonizadores” españoles. Según los historiadores, las primeras vides que se sembraron en Argentina fueron traídas de Méjico por misioneros cristianos con el objetivo de preparar vino “y que para consagrar”. Poco a poco los sembrados se fueron extendiendo a ciertas regiones del país, en particular a las provincias de Mendoza y de San Juan, las cuales como veremos más adelante son las mayores productoras de vino argentino actualmente. Posteriormente comenzó la inmigración de europeos a Argentina, especialmente españoles e italianos y algunos franceses, cuyas naciones eran grandes productores y consumidores de vinos. Fueron estos inmigrantes los que le dieron un gran impulso a la producción de vino en Argentina.

DESARROLLO DEL VINO EN ARGENTINA:

Hasta hace poco tiempo era muy poco lo que se sabía sobre los vinos argentinos. Aunque Argentina ha sido durante mucho tiempo el quinto productor de vino en el mundo (los primeros cuatro son Francia, Italia, España y Estados Unidos) sus vinos eran de calidad baja o promedio (vinos de mesa como el Gualicho de Wilkins), producidos utilizando procedimientos y tecnología primitiva. Para agravar la situación, nuestros amigos argentinos se tomaban casi todo el vino que producían, y era muy poco lo que exportaban. (Lo poco que exportaban se lo bebían los argentinos que estaban en el extranjero). Por tal razón la producción estaba dirigida a satisfacer la enorme demanda que existía en el país, relegando la calidad a un plano secundario. Esa situación duro por mucho tiempo, hasta principios de los años ochenta cuando empezó una “revolución vinícola” en Argentina. En esa época empezaron a llegar los inversionistas extranjeros (mayormente franceses, españoles e italianos) los cuales se habían mantenido a la expectativa de que se resolvieran los problemas políticos de Argentina ya que nadie quería invertir hasta que no terminara la dictadura militar. Estos inversionistas comenzaron a invertir grandes cantidades de dinero en viñedos y bodegas ya establecidas, en la compra de terrenos para sembrar nuevos viñedos, en la siembra de mejores cepas, y en tecnología moderna para la producción de vino, incluyendo equipo de acero inoxidable, riego por goteo controlado por computadoras, barricas de roble para envejecer el vino, etc. Conjuntamente con el capital y la tecnología llegaron los agrónomos y enólogos españoles, franceses e italianos quienes trajeron su experiencia en la producción de vinos de calidad. Como resultado de todo esto actualmente se producen excelentes vinos, los cuales compiten en calidad con muchos de los vinos de otros países productores de vinos. Esto ha ocasionado que haya aumentado considerablemente la exportación de los vinos argentinos lo cual hace mucho más fácil tener acceso a excelentes vinos que antes no conocíamos.

TIPOS DE UVAS:

La mayor parte de los vinos blancos Argentinos se producen utilizando las siguientes uvas: Chardonnay, Semillon Sauvignon Blanc, Torrontes, Riesling, Gewurztraminer, Chenin Blanc, y algunas variedades criollas.

La mayor parte de los vinos tintos Argentinos se producen utilizando las siguientes uvas: Malbec (es la uva emblema de los vinos Argentinos), Syrah, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Sangiovese, Bonarda, y algunas variedades criollas.

ZONAS VINICOLAS:

Entre las zonas vinícolas más importantes se encuentran Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja (igual que en España), Río Negro (en La Patagonia), y San Rafael. De todas las zonas vinícolas la más importante es Mendoza, la cual se considera un equivalente a la zona de Burdeos en Francia o al Napa Valley en California. Los que hayan visitado a Mendoza saben que es una zona desértica protegida por la Cordillera de los Andes en la cual se encuentran cientos de bodegas de todos tamaños. En la zona del Valle del Uco localizada a 20 minutos de la ciudad de Mendoza existen alrededor de 150 bodegas, de todos tipos y tamaños.(un verdadero paraíso para los amantes del vino)

BODEGAS EN MENDOZA:

Entre las bodegas más conocidas en Mendoza encontrara las siguientes: Alta Vista, Familia Cassone, Catena Zapata (es una estructura imponente en forma de pirámide egipcia), Cavas de Weinert, Séptima, Chandon (producen espumosos), Dolium, Doña Paula, Escorihuela, Etchart, Finca Flichman, Finca La Anita, Familia Zuccardi, La Rural (tiene el museo de historia del vino más grande de América), Lagarde, López, Navarro Correas, Nieto Senetiner, Norton, Tapiz, Terrazas de Los Andes, Trapiche, Viniterra, Viña Amalia, Trivento, Lurton , Salentein, y Clos de los Siete.

VINOS ARGENTINOS RECOMENDADOS:

Ya usted es un experto en la historia del vino Argentino, ya conoce las uvas que se utilizan para producir el vino, ya conoce las bodegas principales, y lo único que le falta es saber cuales son los mejores vinos Argentinos para arrancar raudo y veloz para Méndez & Co., V Suárez, Uvas en Hato Rey, o Bodegar en Guaynabo para empezar a disfrutar de esos excelentes vinos.

Entre los vinos tintos recomendados están los siguientes:
De precio módico (entre $13 y $ 20): Norton, Trivento, Trapiche, Trumpeteer, La Celia, López, Colonias Las Liebres, Viu Manent, Alamos, Teatro, Kaiken, Crios, Salentein, Benmarco, Luigi Bosca, y Navarro Correa, entre otros

De precio mediano: (entre $20 y $ 30) Catena, Norton, Felipe Rutini, La Moras, Dolium, Altos La Hormigas, Terrazas de los Andes, Viniterra, Clos de los Siete, Saint Felicien, Infinitus, Los Cardos, Lurton, Salentein, Weinert, Valentín Bianchi, Luigi Bosca, Nieto Senetiner, Zucardi, Humberto Canale, Susana Balbo , Latitud 33, Atilio Avena, Séptima, Benmarco, El Cocodrilo, El Felino, Pascual Toso, Salentein, Santa Paula, Santa Julia, De Pura Raza, Ruca Malen, Calia, Uxmal, Postales del Fin del Mundo, Ricardo Santos, Los Arboles-Navarro Correa, Gran Vecco, Canale Black River, y Doña Paula, entre otros.

De precio alto: ( entre $30 y $90) Catena Zapata, Nicolás Catena Zapata, Angelica Catena Zapata, Viña Alicia, Don Cristóbal 1492, Tikal, Carmelo Patti, Graffigna, Donosso, Ogfell, Achaval Ferrer, Felipe Rutini, Trazos de Autor, Florencia-Familia Cassone, Sabato, Afincado, Orzada, y Casa Donoso 1810, Yacohucha, y Cheval de los Andes, entre otros.

Yo personalmente he probado todos y cada uno de los vinos antes mencionados y les puedo asegurar que estos se pueden clasificar como buenos, excelentes, o extraordinarios. Lamentablemente algunos de los vinos aquí recomendados no se consiguen en Puerto Rico, y si quiere disfrutar de ellos tendrá que hacer como yo, ir a Mendoza o a Buenos Aires, o cargarlos a cuestas desde los Estados Unidos. De igual modo, como norma general no encontrará muchos de ellos en las cartas de vinos en los restaurantes, por lo que se recomienda los compre en las tiendas de vinos o en los supermercados. Los precios de estos vinos son sumamente razonables comparados con vinos similares de otros países.

Por último, cuando vaya a planificar sus próximas vacaciones considere seriamente un viaje a Mendoza, y como buen enófilo, haga su peregrinación a la Meca del vino. No se arrepentirá.

Recordamos nuevamente que estos artículos van dirigidos a los que no saben mucho sobre el vino. Para preguntas o comentarios comuníquese a rey@hablemosdevinos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar