Saltear al contenido principal
20: Viaje A Mendoza  EL PARAÍSO DEL VINO EN ARGENTINA

20: Viaje a Mendoza EL PARAÍSO DEL VINO EN ARGENTINA

INTRODUCCIÓN:

Como ya sabemos, la industria vinícola en Argentina ha tenido un cambio dramático durante los pasados veinte años. Ese cambio ha conllevado que ciertas regiones particulares hayan alcanzado grandes avances en la producción del vino. Entre esas regiones está Mendoza, la cual al momento actual es la provincia con más bodegas y viñedos en toda Argentina (produce el 80% de los vinos argentinos). Para orientarlos y darles algunas ideas respecto a este paraíso para los amantes del vino, a continuación les proveo detalles generales y datos específicos respecto a la provincia de Mendoza, cómo llegar hasta allá, sus lugares de interés, sus bodegas, sus restaurantes, y otros datos de interés desde el punto de vista vinícola y turístico.

LOCALIZACIÓN:

La provincia de Mendoza está localizada en la zona este de Argentina, a 1,037 kilómetros de Buenos Aires y a 380 kilómetros con la frontera con Chile. La separa de Chile la Cordillera de los Andes.

MODOS DE LLEGAR:

Para llegar a Mendoza desde Puerto Rico existen varias alternativas, las cuales son las siguientes:

  1. Volar desde San Juan a Santiago de Chile (con la escala correspondiente en Miami o en Panamá) y volar de Santiago de Chile a Mendoza en un vuelo que dura alrededor de 45 minutos. El vuelo de Santiago a Mendoza es un viaje espectacular ya que se cruza la Cordillera de Los Andes a una altura bastante baja y se pueden apreciar las montañas cubiertas de nieve. Si tiene el tiempo limitado, ésta es la mejor alternativa.
  2. Volar de San Juan  a Santiago y cruzar desde Santiago a Mendoza en autobus. Este es un viaje muy interesante. Se sale de la estación de autobuses de Santiago y se atraviesan las llanuras del este de Chile, las cuales están mayormente sembradas de viñedos. Luego de atravesar las llanuras se llega a la zona llamada “La Precordillera” la cual es una zona montañosa, también sembrada de viñedos y con pequeñas haciendas en las cuales residen los dueños de los viñedos. Al final de La Precordillera nos encontramos con La Cordillera de Los Andes. Para cruzar la cordillera existen dos rutas diferentes, ambas de las cuales requieren que el autobus suba continuamente por unas carreteras parecidas a “La Piquiña” durante un período de aproximadamente dos horas. Durante ese ascenso podrá apreciar las montañas cubiertas de nieve, las montañas de color marrón como consecuencia del contenido de cobre, los ríos que nacen en la montaña como consecuencia del deshielo, y si tiene suerte podrá ver algún cóndor majestuoso flotando en el cielo.  Al llegar al tope de la cordillera se entra a territorio Argentino y se pasa por aduanas en una estación con un viento fuertísimo y un frío espectacular. Luego comienza el descenso por la parte Argentina, el cual es tan impresionante como el ascenso por la parte Chilena, y de nuevo se llega a La Precordillera (ya estará en Mendoza), se atraviesa las llanuras y se  llega a la ciudad de Mendoza. El viaje completo dura alrededor de seis horas y los boletos de autobus cuestan alrededor de $40.00. Si va a realizar ese viaje en invierno (el verano de nosotros) debe estar bien pendiente del clima ya que en ocasiones las tormentas de nieve obligan a que se cierre la carretera, lo que puede conllevar que se quede atrapado por varias horas en un tapón interminable de camiones y autobuses (durante el invierno pasado cerraron la carretera y la fila de vehículos esperando que abrieran la carretera  se estimó en 3,000). Para los que tiene un espíritu aventurero, este viaje es una experiencia fantástica. Lo recomiendo.
  3. Volar desde Buenos Aires a Mendoza. Ese vuelo dura alrededor de dos horas y media y por ser un vuelo interno no sale del aeropuerto principal de Buenos Aires (el  Eseiza) y sale de un aeropuerto pequeño localizado en la misma ciudad llamado “El Aeroparque”. Si usted está viajando de Puerto Rico a Mendoza vía Buenos Aires tome en cuenta que tendrá que viajar en taxi de un aeropuerto al otro para poder salir a Mendoza.

LLEGADA A MENDOZA:

Cuando aterrice  en el aeropuerto de Mendoza (El  Plumerillo) y salga del edificio principal se encontrará con el primer viñedo a la entrada del aeropuerto. Siendo el vino y el turismo las industrias principales de la provincia de Mendoza ellos han desarrollado la industria turística alrededor del mundo del vino, por lo que la mayor parte de la actividad comercial que vea estará dirigida a la producción del vino o a atraer el turismo relacionado. Trasladarse desde el aeropuerto a la ciudad es bien sencillo ya que el centro de la ciudad queda a menos de diez minutos del aeropuerto y la tarifa de los taxis es de alrededor de diez pesos argentinos (un poco más de tres dólares)

ALTERNATIVAS DE ALOJAMIENTO:

En la ciudad de Mendoza existen muchas alternativas de alojamiento, entre ellas “bed & breakfast”, hoteles pequeños, hoteles medianos, apartamentos y la alternativa más espectacular: El Park Hyatt (este es el predilecto mío y el de Rafael Martínez Margarida). Las tarifas por día de los bed & breakfast y hoteles pequeños oscilan entre los $40 a $60 por día, los hoteles medianos y los apartamentos cuestan alrededor de $80 a $100. El Mendoza Hyatt, el cual es una estructura impresionante, con unas facilidades extraordinarias y con categoría de cinco estrellas, tiene tarifas diarias por habitación doble que van desde $250 hasta $600, dependiendo de si la habitación tiene vista a la cordillera o a la ciudad. Este hotel está en el centro de la ciudad en una localización excelente.

ITINERARIO RECOMENDADO:

Para disfrutar a plenitud de la ciudad debe disponer de por lo menos cuatro días. El primer día lo debe dedicar a caminar por la ciudad, tomar una excursión  para visitar los lugares más importantes, y familiarizarse con la ciudad. Los que hayan  leído algo sobre Mendoza sabrán que la ciudad fue fundada en un desierto, que gracias a la ingeniería de unos arquitectos italianos quienes diseñaron un sistema de canales para que el agua que se produce durante el deshielo en la cordillera llegue hasta la ciudad, ésta es un bosque inmenso, y que la mayor parte de las calles están llenas de árboles frondosos, lo que la hace muy atractiva y agradable. Los restantes tres días se pueden utilizar para visitar viñedos y bodegas en la zona de Lujan de Cuyo, la cual está a veinte minutos de la ciudad.

Al momento de decidir cuáles bodegas visitar puede escoger entre las bodegas más grandes y conocidas como La Rural -Felipe Ruttini, (ésta bodega y viñedos tiene el museo de historia del vino más grande de Argentina) y produce el famoso Felipe Ruttini, y su versión mas económica pero excelente, el Trumpeteer, Bodega Catena Zapata (esta es una bodega muy moderna, en forma de pirámide egipcia), Moet Chandon (se dedica a hacer vinos espumosos), Bodegas López (es una operación comercial bien sofisticada con una producción de millones de cajas de vino al año). También puede visitar bodegas medianas tales como Bodega Carlos Pulenta y la Bodegas Ruca Malen, o bodegas pequeñas que producen vinos artesanales en facilidades mas primitivas tales como:  Domaine Saint Diego, (toda la operación la  corren el padre y sus dos hijos y producen alrededor de 700 cajas de vino anuales, Bodegas Carmelo Patti (Don Carmelo corre él solo con un ayudante toda la operación de producción del vino, menos recoger las uvas), Bodegas Santa Alicia, Bodega Carinae (pertenece a un ingeniero electricista francés, medio loco, que fue a hacer un trabajo a Mendoza, se enamoró de la ciudad y del vino, y compró esta bodega pequeña que estaba en estado de abandono y la restauró). Todas producen unos vinos excelentes.

ALTERNATIVAS PARA REALIZAR LAS VISITAS A LAS BODEGAS:

Para realizar las visitas a las bodegas tiene varias alternativas entre las cuales están las siguientes:

  1. Comprarse un buen mapa de las zonas vinícolas de Mendoza, comprarse un buen libro que tenga las direcciones, teléfonos y dirección de e-mail de las bodegas, hacer sus propias reservaciones, alquilar un carro, y hacer su propio recorrido a su paso y velocidad. La desventaja de esta alternativa es que podría perder mucho tiempo localizando las bodegas.
  1. Llamar a una de las compañías que se dedican a ofrecer excursiones individuales a los turistas que visitan la zona vinícola y pedir que le asignen un vehículo y un conductor que conozca la zona (ésta fue la alternativa utilizada por mí en mi primer viaje a Mendoza (ya llevo tres) y resultó bastante buena.
  1. Coger una excursión comercial con una de las compañías que se dedican a llevar turistas en excursiones a la zona vinícola. Esta alternativa es para los conformistas, flojos de espíritu, que no les importa perder un día con 40 americanos jubilados que no saben nada de vinos, y con los cuales probablemente no tenga nada en común.
  1. La cuarta alternativa (utilizada por mí en mi último viaje) es que se ponga en contacto con mi amigo, el Mendocino Federico García (dirección de e-mail: garcíafedefotos@yahoo.com.ar) para que éste le organice el viaje, le haga las reservaciones requeridas en las bodegas y en los restaurantes de las bodegas, y le coordine la transportación. Federico es un fotógrafo profesional quien dedica gran parte de su tiempo a tomar fotografías de los viñedos y de las bodegas para ser utilizadas en la promoción de las bodegas y de los vinos. Tanto él como su novia Verónica (quien es sommelier) son conocedores de vino y conocen personalmente a muchos dueños de bodegas y al personal de muchas bodegas. Esto les facilita el hacer reservaciones y tener acceso a ciertas bodegas que generalmente no reciben turistas. Gustavo, el cuñado de Federico, es un guía turístico que se dedica a llevar turistas a la montaña para esquiar y practicar otros deportes en una guagua Range Rover en la cual caben siete personas. Contratarlo a él con la guagua, incluyendo los peajes y la gasolina cuesta $90.00 diarios. Federico cobra $50.00 diarios por sus servicios. Esta es la alternativa ideal ya que uno va acompañado de personas de confianza, conocedores del vino, y con excelentes contactos (todo por $190.00 diarios).

RESTAURANTES EN MENDOZA:

Mendoza es una ciudad de tamaño mediano, con excelentes restaurantes, de todas categorías a excelentes precios. Entre mis predilectos están los siguientes:

  1. El Azafrán (ojo, no es El Alacrán)- Esta es una tienda de vinos y “wine bar” con un excelente restaurante, bien parecido a Bottles en San Patricio, Guaynabo.
  1. La Tasca De La Plaza de España- Este es un restaurant español con “nouvelle cuisine” frente a la Plaza de España. Es comida española con un toque moderno (tiene alrededor de 10 mesas por lo que es necesario hacer reservaciones con tiempo).
  1. Lasal- Este es un restaurant gourmet de excelente calidad donde van a comer los “yuppies” y el “jet set” de Mendoza.
  1. FACUNDO- Este es un restaurant familiar con comida típica argentina (carnes, parrilladas, pastas). Es ideal para ir en grupos a compartir los diferentes platos.
  1. El restaurant del Park Hyatt – Este se supone que sea el mejor restaurant de Mendoza, con una de las mejores cartas de vinos de la ciudad.

 

EPOCAS PARA VISITAR  MENDOZA:

La mejor época para visitar Mendoza dependerá de sus intereses y preferencias personales. Hay que tomar en cuenta que las estaciones del año en Sur América son diferentes a las nuestras, que el verano allá es durante los meses de noviembre a enero, y que el invierno es entre los meses de junio a agosto. La época de la vendimia es entre marzo a mayo por lo que si usted quiere ver el proceso del recogido de la uva, y si quiere ver el proceso completo de la producción del vino desde que se recoge la uva hasta que se hace el vino, deberá ir en esa época. Si tiene interés en participar de El Festival de La Vendimia (es una especie de Carnaval que dura alrededor de cuatro semanas comenzando a mediados de febrero) en el cual cada provincia selecciona una Reina de la Vendimia y a principios de marzo de entre todas las reinas regionales se escoge la Reina de la Vendimia y se lleva a cabo su coronación en un anfiteatro al aire libre, debe ir a principios de marzo.

En resumen, si quiere pasar unas vacaciones excelentes, a precios ridículos, con un alto contenido de buen vino y buenas comidas, arranque para Mendoza en sus próximas vacaciones.

Les recordamos que estos artículos van dirigidos a personas que no saben mucho sobre el vino. Para comentarios o preguntas comunicarse a: rey@hablemosdevinos.com. Copia de todos los artículos anteriores los puede encontrar en la siguiente dirección: www.hablemosdevinos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Buscar